Martes , 28 Marzo 2017
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3

Tardía fama (Arthur Schnitzler).

“Sin embargo, nos pareció superfluo anteponer a las numerosas bagatelas presentadas en el recital una especie de discurso programático en que presumían de ser los auténticos heraldos del único arte beatífico. Sí, debemos decirlo: estos jóvenes señores saben tocar la trompeta, pero poco más”. El arte, hijo nacido de hombre, …

Leer más »

Solamente dos minutos. A mi padre.

I ¿Qué se necesita para evocar el pasado? ¿Un sueño? ¿El perfume hipnotizador de jazmines florecidos? ¿Un atardecer que presenta una noche fresca? ¿El zumbar de las avispas, su canto de alegría, su manifestación de dicha porque es primavera y al fin pueden aguijonear los pétalos vírgenes de las rosaledas? Había jazmines y rosas esperando el anochecer, las adelfas …

Leer más »

Ilusión.

Caballito tordo que esperando estás poder salir al campo para trotar. Crines al viento, ¡volad!, que, por los montes de El Pardo, El Deseoso va.Fotografía de Sandra Franco Álvarez. Nota: Mi amiga Sandra hizo esta bonita foto y me pidió que escribiera, en  tan sólo dos líneas, lo que la …

Leer más »

Pitina la caminadora. Un cuento para los niños.

Llegó al centro de la ciudad con sus ojos grandes y soñadores, ávidos por descubrir nuevas experiencias. Llevaba a su espalda una mochila pequeña, con unas asas muy cortas para que no escapara, pues, por una cosa o por otra, casi siempre la mochila se le quedaba en los sitios donde descansaba. Y Pitina, cuando sus padres …

Leer más »

Éxtasis (Louis Couperus). Novela.

ÉXTASIS es una novela que responde a la corriente del realismo psicológico. Se publicó en 1892, unos cuantos años después de que se creara en Alemania el primer laboratorio de psicología experimental. A partir de este momento, la psicología se vuelve autónoma, pierde su dependencia de la filosofía. Este hecho …

Leer más »

Meruelo, un rincón de Cantabria.

El sol amaneció generoso, ilumina cada resquicio del bosque, se cuela por entre las ramas desnudas de los árboles caducos que, con paciencia infinita, soportan largas enredaderas de plantas invasoras. Acariciando los verdes brazos de pinos y eucaliptos, el astro zigzagea hasta llegar al rincón donde las babosas conversan. Sombreado …

Leer más »