GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

Todos conocemos a Bécquer por sus Rimas, pero él también fue un excelente dibujante, irónico y grotesco como lo pedía su tiempo.

«En sus bizarreries —como corresponde al género y el momento postromántico en que fueron dibujadas— no desaparece cierto tono de juego, aunque sarcástico y atrevido. La voluntad de conjurar la muerte mediante la risa se adivina detrás de esta actividad. Son una manifestación más del humorismo postromántico», escribió Jesús Rubio Jiménez en su ensayo Pintura y literatura de Gustavo Adolfo Bécquer.

Hoy es 1 de noviembre y quiero celebrarlo dejando en esta entrada una selección de dibujos realizados por Bécquer y que se ajustan a la ocasión. Las siete primeras ilustraciones, que están recogidas en el primer álbum de la Biblioteca Digital Hispánica bajo el epígrafe de El Gnomo no.6, llevan fecha de 1855 y son recreaciones escenográficas para óperas y obras teatrales. En total, el volumen recoge cincuenta y cinco  dibujos, pero me he centrado en aquellos que tienen el toque macabro que solicita un día tan especial.

Los muertos de risa (Bizarrías dedicadas a la señorita Julia) fue publicado en 1859, de este álbum son los siete dibujos que siguen a los de El Gnomo no.6 y el que da inicio a esta breve introducción —ambos títulos Bécquer los dedicó a su musa Julia Espín.

Al final encontrarán el poema A todos los santos (1 de noviembre), publicado en 1898 en el tomo III de la quinta edición de las Obras de Bécquer (Librería de Fernando Fe, Madrid).

Como podrás apreciar al leerlo, el poema es una letanía, ya no hay humor, ahora se enredan ruego y alabanza. Una curiosidad sobre el mismo: A todos los santos fue recogido, antes que en las Obras, en un Devocionario de la infancia editado en 1868 que cuenta, como no podía ser de otra manera, con consentimiento eclesiástico, licencia que fue otorgada por José Lorenzo y Aragonés, Vicario de la Villa de Madrid.

Puede que entre tanta calavera contenta de sí misma se escuche el trino de las golondrinas amenizando algunas danzas, juegos o batallas que nos contó Bécquer. A fin de cuentas, el humor gráfico de Gustavo Adolfo Bécquer es romántico.

DE «EL GNOMO»

—No recibo visitante —dice el difunto, y el caballero con chistera le contesta: —Pues hai queda la targeta.

«¡Caramba! ¡cómo has cambiado! —dice el amado a la muerta.

DE «LOS MUERTOS DE RISA»

A TODOS LOS SANTOS
(1 de noviembre)

Patriarcas que fuisteis la semilla
del árbol de la fe en siglos remotos,
al vencedor divino de la muerte
¡rogadle por nosotros!

Profetas que rasgasteis inspirados
del porvenir el velo misterioso,
al que sacó la luz de las tinieblas
¡rogadle por nosotros!

Almas cándidas, Santos Inocentes
que aumentáis de los ángeles el coro,
al que llamó a los niños a su lado
¡rogadle por nosotros!

Apóstoles que echasteis en el mundo
de la Iglesia el cimiento poderoso,
al que es de la verdad depositario
¡rogadle por nosotros!

Mártires que ganasteis vuestras palmas
en la arena del circo, en sangre y rojo,
al que os dio fortaleza en los tormentos,
¡rogadle por nosotros!

Vírgenes, semejantes a azucenas
que el verano vistió de nieve y oro,
al que es fuente de vida y hermosura
¡rogadle por nosotros!

Monjes que de la vida en el combate
pedisteis paz al claustro silencioso,
al que es iris de calma en las tormentas
¡rogadle por nosotros!

Doctores cuyas plumas nos legaron
de virtud y saber rico tesoro,
al que es raudal de ciencia inextinguible
¡rogadle por nosotros!

¡Soldados del Ejército de Cristo!
¡Santos y Santas todos!
Rogadle que perdone nuestras culpas
¡a Aquel que vive y reina entre vosotros!

ENLACES RELACIONADOS

Dos románticos: Lord Byron y Samuel Palmer.

Ensayo sobre las Rimas de Gustavo Adolfo Bécquer (Manuel Díaz Martínez). Texto íntegro.

Lo cómico y la caricatura (Charles Baudelaire). Síntesis de los capítulos dedicados a Honoré Daumier y Francisco de Goya.

Canto de otoño. Poema de Charles Baudelaire interpretado por la soprano británica Felicity Lott.

Canto de otoño. Poema de Charles Baudelaire interpretado por la soprano británica Felicity Lott.

John Donne. Poemas metafísicos.

Edgar Allan Poe. Poemas.


Compártelo con tus amigos: