BEDRICH FRITTA

«Un lugar terrible produce una obra terrible.»
David Haas

Bedrich Fritta, retrato de Peter Kien (compañero de gueto), 1941-1944.

Bedrich Fritta, diseñador gráfico y caricaturista, nació en Bohemia del Norte en 1906. En diciembre de 1941, el artista checo fue enviado al gueto de Theresienstadt y,  junto con otros artistas y arquitectos judíos, elaboró planos e informes para las SS. Bedrich Fritta fue jefe del departamento técnico-gráfico.

Pero durante las noches, Fritta y otros detenidos dibujaban lo que realmente ocurría en Terezin —Theresienstadt para los alemanes—. Esas ilustraciones son documentos que describen las verdaderas condiciones de los presos en aquel «campo modelo».

Los bocetos representan el carácter contradictorio de un campo construido con la finalidad de ocultar su verdadero propósito. En ellos, la apariencia —momentos culturales, deportivos, religiosos…— se mezcla con la alimentación, la higiene, los traslados a Auschwitz y Treblinka, los moribundos, los muertos, la situación de los niños, enfermos y viejos y el hacinamiento —tema recurrente en los bosquejos de Fritta.

Los prisioneros escondían sus bocetos bajo tierra, en altillos, en nichos…  Pero gracias a la amistad que mantenía el filósofo Leo Strauss (1899-1973)  con algunos policías checos del campo, hubo obras que traspasaron las verjas. Strauss las envió a Suiza con el fin de alertar sobre lo que estaba sucediendo en Theresienstadt. ¡Ah…!, pero no hay silencio sin traidor y el contrabando de bocetos llegó a los oídos del triste célebre Adolf Eichmann (1906-1962).

Bedrich Fritta y sus compañeros fueron acusados de propaganda enemiga y sentenciados a ser trasladados al campo de concentración de Auschwitz, donde el caricaturista muere por disentería el 8 de noviembre de 1944 —su mujer ni siquiera llegó a Polonia, su vida se extinguió a en la cárcel de la Gestapo en Terezin.

Su hijo Thomas Fritta-Haas (1944-2015) ingresó en el gueto con menos de un año —fue llevado a la cárcel de la Gestapo junto a sus padres—. Thomas sobrevivió y fue adoptado por el pintor e ilustrador Leo Haas (1901-1983), amigo de su padre y sobreviviente de aquel grupo de valientes.

Y ahora los dejo con sus dibujos, que no solamente son documentos históricos. ¡Miren la fuerza del trazo y cómo el infortunio no puede anular su alma de caricaturista! ¡Miren cómo en ellos se unen arte y emoción! Bedrich Fritta pintó dos realidades: una en tinta, que habla del martirio del campo, y otra en la que endulzó la tinta con acuarelas. Son dibujos que describen un mundo soñado para su niño pequeño, pues lo descrito en ellos no fueron más que deseos que no pudieron cumplirse.

Nota: Se estima que más de ciento cuarenta mil judíos fueron internados en la fortaleza de Theresienstadt,  mientras esperaban ser conducidos a Auschwitz.

HOMBRE DOLIENTE

A Bedrich Fritta

Entrada trasera, Theresienstadt, Bedrich Fritta, 1942-1944.

 

HOMBRE DOLIENTE

Hombre de papel,
hombre frágil
que ardiste
entre consignas
al son que marcaban
los tacos de las botas.

Hombre doliente,
tus huecos ojos
veo y me derrumbo.

Ya no tiendes la mano,
no aspiras,
no suplicas.
No dibujas.
El dolor ya no te muerde.

Hombre de papel,
oliendo a muerte.
Hombre doliente,
un profundo grito
me alcanza.

Miro al cielo
y allí, en la oscuridad,
cual banderas,
ondean tus tintas…
hombre sin tumba.

firma gabriela6

DIBUJOS EN TINTA

Antes del transporte, 1943-1944.

Vista de Theresienstadt desde fuera del gueto, 1942.
(Hay una diferencia marcada entre los dibujos que narran lo que sucedía dentro del gueto —hacinamiento y miseria— y los que hacía cuando, por su trabajo, podía salir del encierro.)

Partiendo hacia Auschwitz, Polonia, 1943-1944.
(El proceso burocrático llevaba horas, subían a los trenes extenuados.)

Inicio del trabajo, 1942-1944.

Vida y muerte en el patio.

Cvokárna: espacio destinado a enfermas mentales, 1943.
(Las locas eran alojadas en lugares oscuros y húmedos.)

La vida de un preso privilegiado, 1943-1944.
(En este gueto hubo detenidos clasificados como «individuos prominentes».)

Israel y Sara, 1943-1944.
(Los alemanes judíos, a partir de 1939, se vieron obligados a tomar los nombres de Israel y Sara, nos informa el Jewish Museum de Berlín. Mira cómo las dos figuras apenas se distinguen; sólo vemos sus números de transporte —ella está arrodillada y lleva el número en la cintura y él parece un bulto envuelto en telas.)

Dormitorio en un ático, 1942-1944.
(Escondidos.)

Dormitorio en una tienda, 1942-1944.

Torre de la Muerte, 1943-1944.
(En el sótano estaba la cárcel donde se torturaba a los presos.)

LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

Theresienstadt se creó con la intención de manipular a la opinión pública internacional. Tras una imagen de normalidad se escondía todo el horror nacido de la ausencia de humanidad. Había conciertos de música y de ópera, exposiciones, pases de películas, representaciones teatrales, bodas, ceremonias religiosas, partidos de fútbol, biblioteca… Theresienstadt se presentaba como un «asentamiento modelo», pero en realidad era un sitio donde el desconcierto era un aliado apreciado por los nazis.

Fachada para la Comisión Internacional, 1943-1944.
(La Cruz Roja Internacional visitó este centro el 23 de junio de 1944. Para evitar el hacinamiento, antes de la visita fueron deportados a Auschwitz muchos presos.)

Oración y teatro, 1943-1944.

El café, 1943.
(Se instaló en diciembre de 1942 con el fin de engañar a la Cruz Roja.)

Cine y realidad, 1944.
(Cuando terminó la visita de los que se dejaron engañar, las SS usaron la tramoya que habían montado para hacer un documental propagandístico —¡90 minutos de mentiras!—. Los camarógrafos fueron los nazis, el resto de las personas que participaron eran presos que fueron enviados a Auschwitz luego de finalizar el cortometraje. En You Tube tienes imágenes de un partido de fútbol celebrado en Theresienstadt.)

DIBUJOS EN ACUARELA Y TINTA
ÁLBUM PARA SU HIJO THOMAS FRITTA-HAAS
REGALO POR SU TERCER CUMPLEAÑOS
(22 de enero de 1944.)

«A Tommy, por su tercer cumpleaños en Terezin, el 22 de enero de 1944.»
(La carpeta fue hallada en el gueto después de la liberación. Fue entregada a su hijo, quien confesó: «Lo único que me queda, que me pertenece, que fue hecho para mí solo, es mi libro, un libro de mi padre. En ese libro puedo sentir sus lágrimas, su esperanza, su miedo.»)

«¡La ubicación es excelente!»
(La única lámina que muestra la realidad: el niño golpea con una cuchara la mesa vacía. Tiene hambre.)

«¡Un paquete! ¡Un paquete!»

«Estamos en nuestros viajes, ¿en algún lugar frío o en algún lugar cálido?»

«¿O prefieres viajar así?»

«¿Y qué te gustaría ser? ¿Un ingeniero?»

«¿O un pintor?»

«¡Mi mamá y papá Bedudu!»

ENLACES RELACIONADOS

A Petr Ginz, asesinado en Auschwitz.

El deseo de Sarah para el día de Reyes.

El cuaderno de los bocetos de Auschwitz.

Escritores de la Shoá.

En la cabeza de Bruno Schulz (Maxim Biller).

Max Jacob. Poemas.

Los pájaros de Auschwitz (Arno Surminski).

MEDALLONES ( ZOFIA NALKOWSKA).

Mendel el de los libros (Stefan Zweig).

Mi nombre es Asher Lev (Chaim Potok).

Una entrevista con Marc Chagall (James Johnson Sweeney). Y los poemas de Rimbaud y Apollinaire dedicados al pintor.

Isaac Bashevis Singer y Maurice Sendak. El primer Shlemiel y La cabra Zlateh Textos íntegros.


Compártelo con tus amigos: