“Y las letras, ¿las queréis así o asá?”

Cómo se hace un libro explica a los primeros lectores los pasos que hacen posible la existencia de los libros que recogen los cuentos que les leen, las ilustraciones que los atrapan, las historias que les enseñan.

Con un lenguaje y un formato sencillo, en letras cursivas, el álbum describe el proceso que permite el paso de un manuscrito a un libro. La función de las personas que intervienen en la elaboración del mismo es explicada con simples frases. Los niños descubren la larga cadena que se inicia cuando el escritor vuelca en palabras sus ideas y que finaliza con el volumen expuesto en las estanterías de novedades de las librerías. Por las páginas de este libro aparecen los que lo han hecho posible: el autor, el editor, el corrector de textos, el ilustrador, el maquetador, el impresor, el comercial, el librero, el bibliotecario.

Desde muy pequeñitos los niños tienen contacto con los libros, ya sea porque sus mayores les leen los cuentos, ya sea porque reciben ejemplares que desarrollan sus habilidades, ya sea porque con ellos aprenden a leer y a escribir. Los libros son herramientas que los adultos utilizan desde la más tierna infancia para ayudar a sus pequeños a descubrir su entorno y a integrarse en la comunidad.

Existen libros para aprender, libros para jugar y libros para desarrollar la imaginación. Todos ellos son didácticos, pues tienen la función de hacer trabajar al pensamiento, además de ofrecer variadas y ricas experiencias.

Hoy recomiendo un texto que explica a los niños de dónde vienen los libros que les ayudan a razonar, a leer, a escribir, a reír.

Cómo se hace un libro está publicado por la Galera. El álbum cuenta con ilustraciones que refuerzan la narración y está recomendado para niños que se inician en la lectura.


Compártelo con tus amigos: