COMPOTA DE MANZANA PARA EL MAL DE AMORES

«¿Te duele el cuerpo y el alma? ¿O qué?»

Divertido, como todas las historietas de Janosch. Compota de manzana para el mal de amores es un cuento para todas las edades. Tanto el texto como la ilustración sacarán sonrisas al lector.

El cuento que hoy les recomiendo es peculiar. Compota de manzana para el mal de amores es un libro que alterna recetas de cocina con consejos para el desamor; porque la amistad y los afectos con un poco de requesón y suero de mantequilla curan cualquier desilusión.

El pequeño tigre, que está celoso porque ha visto a Maja Papaya besar al topito, busca consuelo para su tristeza en su amigo el pequeño oso, quien le prepara una buen postre para pasar el mal trago. El pequeño tigre, con su bici-tigre, decide visitar a todos sus conocidos. Cada uno de ellos lo invitará a comer un plato diferente, pues, como dice el refrán, «barriga vacía no tiene alegría».

Compota de manzana para el mal de amores revela tres verdades al pequeño lector. La primera es que los malos momentos son menos intensos si se busca ayuda. La segunda es que no todo lo que se ve… es, que muchas veces las apariencias engañan y llevan a juzgar mal un suceso natural.

En el hogar del pequeño oso cuelga un cartel que dice: «Después de la tormenta viene la calma». Es la tercera enseñanza del libro.

Compota de manzana para el mal de amores lleva los siguientes ingredientes: texto sencillo y desenfadado, ilustraciones vintage y animales humanizados que dan el punto de azúcar ideal a este canto a la amistad, a la generosidad y a la reciprocidad.

Janosch tiene más de doscientos títulos infantiles publicados. Ganó la Medalla de Oro de la Bienal de Ilustradores de Bratislava en 1979 y ha estado nominado en varias ocasiones al Premio Hans Christian Andersen.

Compota de manzana para el mal de amores está en el catálogo de la editorial Patio.

ENLACES RELACIONADOS

El cumpleaños de Caramelo (María Gabriela Díaz Gronlier).

Azabache y el hueso de jamón. Historieta de enredos.

Los cuentos de mi infancia.

Feliz Feroz (El Hematocrítico – Alberto Vázquez).

Martín y la llegada de la primavera (Sebastian Meschenmoser).

Imaginación. Un poema para un pequeño lector.


Compártelo con tus amigos: