SOY UN CONEJO

Nicolás, el conejito de este cuento, es el encargado de enseñar a los niños las estaciones del año. Pájaros, luciérnagas, ranas y mariposas son sus aliados; entre todos revelan los encantos del otoño, la primavera y el verano.

Llega el invierno y sus compañeros buscan refugio, pero Nicolás huye del letargo, pues tiene una misión que cumplir, quiere que los niños descubran, siguiendo sus aventuras, los encantos de esa época del año. Por eso, abrigado con su chaquetón amarillo, su gorro, sus guantes y su pantalón rojo, se ausenta de su casita para contemplar cómo cae la nieve del cielo, cómo emblanquece los caminos y las ramas de los pinos.

La primera vez que esta historia vio la luz fue en el año 1963.  Soy un conejo tiene unas ilustraciones muy tiernas y un texto sencillo y didáctico.

Los niños descubrirán en las guardas un papel doblado que tendrán que abrir. Ahí encontrarán información sobre el norteamericano Richard Scarry, uno de los autores e ilustradores más importantes de la historia de la literatura infantil; sobre el editor y escritor danés Ole Risom, hombre que dedicó gran parte de su vida a  los libros que enseñan a leer y a contar, y sobre  inventos y acontecimientos que tuvieron lugar durante el año 1963, año de la publicación del cuento.

Soy un conejo está recomendado para niños en edades comprendidas entre los tres y los cinco años. El cuento forma parte del catálogo de la editorial Lata de Sal y está en castellano y en inglés.

ENLACES RELACIONADOS

¿Para qué sirve la lluvia? (María Gabriela Díaz Gronlier).

El oso Tontín soñaba.

Un beso para osito (Else Holmelund Minarik y Maurice Sendak).

Las cuatro estaciones desde el gran árbol (BRITTA TECKENTRUP).

Martín y la llegada de la primavera (Sebastian Meschenmoser).

Imaginación. Un poema para un pequeño lector.


Compártelo con tus amigos: