DISCREPANCIA CON EL POETA

Crucifixión VII, Craigie Ronald Aitchison, 1988-1989.

DISCREPANCIA CON EL POETA

Ayer leí un poema
de Svetlov que rezaba:
«los rostros de los muertos
no revelan miedo».

Al poeta ruso,
padre de esta sentencia,
le sugiero
que fije bien su mirada
en la cara pálida
del muerto.

Belleza sombría,
perturbadora presencia,
huida inevitable.

Los rostros de los muertos
sí revelan miedo.
Los hay nobles y tristes,
eufóricos y sabios,
dolidos y patéticos.

Los rostros de los muertos
expresan,
—dependiendo del contexto
en que el vivo pasa a muerto—,

la última voluntad
del finado,
antes de perforar
la tierra.

Yo, Salomé,
lo confirmo.

firma gabriela6

ENLACES RELACIONADOS

Un sueño me mece…

Escenita de arrebato intelectual. El plagio.

La coqueta y el galán.

Una Caperucita más.


Compártelo con tus amigos: