EL ELIXIR CURALOTODO

«Para llegar lejos es necesario aprender a leer.»

Entre tupidos bosques, pinares y jardines vuela la historia de Damilala y Lyra. Las patas de una lechuza y de una musaraña son las encargadas de introducirnos en la fauna y en la naturaleza de Gran Canaria. Y escribo patas porque resulta que estos animalillos escriben cartas. Pero como no quiero revelar la trama, no te contaré el por qué del epistolario.

Este bonito y sabio cuento nos habla de la amistad, de la responsabilidad, de la buena vecindad, de la añoranza, de la lealtad y también del primer amor. Entre cantos de pájaros, cielos azules, nubes que besan las ramas de los árboles y flores exóticas se desarrolla el argumento de El elixir curalotodo.

El elixir curalotodo, con un lenguaje sencillo y poético y unos personajes que llegan al corazón, muestra a los niños lo importante que es saber leer, escribir y contar. Los árboles del relato, al igual que sucede con nuestras casas, tienen números —no es lo mismo vivir en el árbol 50, el del susurrante laurel, que en el 48, el de los ratones chillones.

Marina Seoane, prestigiosa ilustradora de cuentos infantiles, ha sido la encargada de las imágenes. Los dibujos, en gradaciones de blancos y negros, son muy bonitos y tiernos.

El elixir curalotodo tiene las tapas blandas y buena letra. Está publicado por la editorial Babidi-Bú y es ideal para niños a partir de 8 años.

ENLACES RELACIONADOS

Pétalo 21 (Sandra Franco Álvarez y Tania Coello Vega).

Papito y Estrellita (Gabriela Díaz Gronlier y Manuel Uhía).

Azúcar y Alambrito (María Gabriela Díaz Gronlier-Javi de la Fuente Montenegro).

Tic, Tac y los derechos y deberes de los niños.

Los tres ratones y el pájaro Carpintero.

El reloj de Elwinga (Sandra Franco Álvarez-Juan José Monzón-Elena Ferrándiz).

El sueño de Amalia (Belkys Rodríguez Blanco).

El libro de los valores para niños (Kay McSpadden).

El gran libro de los mitos griegos (Eric A. Kimmel).

Museo vivo de los insectos (Francois Lasarre).

El árbol encantado del Retiro.

Las profesiones olvidadas (Teresa Blanch y Anna Gasol).

En este cuento no hay ningún dragón (Lou Carter-Deborah Allwright).

Feliz Feroz (El Hematocrítico – Alberto Vázquez).

El hombre que plantaba árboles (Jean Giono).

Los niños, los cuentos infantiles y el coronavirus.

Imaginación. Un poema para un pequeño lector.

El cuento de Cati con Botas (Beatrix Potter-Q. Blake).

Ponito y los siete caballos negros (Marta Díaz Farré).


Compártelo con tus amigos: