EL GRAN LIBRO VERDE

«A medida que leía los ojos se le abrían más y más.»

«Sí, vi a un niño por aquí hace un minuto. Dijo que se llamaba Jack, pero ha desaparecido.»

El gran libro verde es la única narración infantil que escribió el célebre autor de Yo, Claudio, el historiador británico Robert Graves (1895-1985). Graves regaló a los pequeños una historia que muestra el poder transformador de la lectura.

Jack es un niño huérfano que vive con sus tíos y con un perro grande y peludo que ha hecho de cazar liebres su único objetivo. Pero el chico, que se encuentra siempre bajo la lupa de los mayores, no tiene espacio para sí mismo y, por eso, no es feliz. ¡Ah…!, pero un día, hurgando en el desván, Jack halla un libro de conjuros que lo ayudará a cambiar su destino.

«A Jack no le gustaba nada que sus tíos lo llevaran a dar largos paseos por el campo, en lugar de dejarle ir solo con su perro.»

Los hechizos de El gran libro verde despiertan la capacidad imaginativa del protagonista, quien decide dar un escarmiento a sus mayores y al perro que lo obliga a cenar, cada noche, pastel de conejo. La lectura lo conduce a crear situaciones nuevas y a tomar decisiones. A Jack los encantamientos lo incitan a razonar.

Me gusta mucho El gran libro verde porque, aunque no es una narración al uso, su mensaje llega al lector infantil sin necesidad de la intervención de un adulto. Con un lenguaje sencillo y con humor, este cuento, que cuenta con la colaboración del célebre ilustrador Maurice Sendak (1928-2012), es un canto a la influencia que ejerce la literatura en el proceso evolutivo del niño.

«Primero, traza a tu alrededor un círculo mágico con una vara larga, después respira hondo tres veces…»

El gran libro verde fue editado en 1962, pero, como sucede siempre con las buenas obras, es atemporal. El chico que no podía desarrollar su imaginación, debido a la presión que sobre él ejercían sus mayores, consigue dar una lección a sus tíos con la ayuda de un compendio de fórmulas mágicas. 

El gran libro verde tiene las tapas duras y se encuentra dentro del catálogo de la editorial Corimbo. Creo que es un álbum para niños de entre cinco y siete años.

ENLACES RELACIONADOS

Imaginación. Poema para un pequeño lector.

Las ideas de Golondrina y la escritura cuneiforme.

Un beso para osito (Else Holmelund Minarik y Maurice Sendak).

Cómo se hace un libro (Anna Canyelles y Roser Calafell).

Barquito de papel… Poema infantil.

El trincalibros (Helen Docherty y Thomas Docherty).

Libros robados (Triunfo Arciniegas y Claudia Rueda).

Papito y Estrellita (Gabriela Díaz Gronlier y M. Uhía).

Las aventuras del joven Saturnino Calleja (Óscar Revilla).

¡Fergal echa humo! (Robert Starling).

Una niña me entrevista (Daniella).

Brindis de Salas. El rey de las octavas (Emma Romeu y Enrique S. Moreiro).

León de biblioteca (Michelle Knudsen y Kevin Hawkes).

Ratón Pérez (Luis Coloma). Texto íntegro.

Tic, Tac y los derechos y deberes de los niños.

Los niños, los cuentos infantiles y el coronavirus.


Compártelo con tus amigos: