EL PRIMER MANIQUÍ DE LA CÁTEDRA DE CIRUGÍA DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

Maniquí de madera de Mateo Vangorla, siglo XVI.

Veintisiete ducados de la época costó la talla policromada realizada en madera de pino. Tiene los ojos de vidrio, mide 140 cm, cuenta con dos orificios (oral y anal), mueve el cuello, los hombros, los codos, las muñecas y una pierna. Tiene unas espigas de madera, que sirven de tope para graduar los movimientos, y dos testículos. Nada queda de su pene móvil.

Es el primer maniquí utilizado en la Cátedra de Cirugía de la Universidad de Salamanca (la Cátedra se creó en 1567 y el maniquí se confeccionó en 1570 por orden del primer rector, Andrés Alcázar).

El escultor Mateo de Vangorla fue el encargado de tallarlo. La pieza de madera sirvió a los alumnos de medicina para estudiar los diferentes tipos de ligaduras, reducciones y vendajes, de huesos fracturados y luxados, recogidos en los libros del cirujano ortopédico y anatomista Guy de Chauliac (1290-1368).

Guy de Chauliac

En el tratado Chirurgia Magna (1363), el médico describe sus operaciones de cataratas, reducciones de fracturas, tratamientos quirúrgicos de tumores, uso de sustancias anestésicas y su experiencia con la pandemia de la Peste Negra, que asoló y desoló a Europa. Anatomía, cirugía, patología y terapéutica son las materias que recoge Chauliac en su tratado.

La Chirurgia Magna  tuvo catorce ediciones en el siglo XV y treinta y ocho en el siglo XVI.

El maniquí de Vangorla estuvo al servicio de las ideas recogidas en una obra de medicina que es considerada por los estudiosos como «la mejor colección de literatura médica desde los tiempos de Galeno». Guy Chauliac fue reconocido como el «Padre de la Cirugía».

El maniquí anatómico de Mateo Vangorla se encuentra en el Museo de la Universidad de Salamanca, Universidad que ya era célebre en la época de la Baja Edad Media. Este centro de estudios fue el más importante de España hasta finales del siglo XVI y fue una de las pocas universidades europeas donde se podía estudiar la obra de Copérnico (la única en España).

La Universidad de Salamanca, además de ser la que más alumnos matriculados tuvo, contaba con más de setenta cátedras; dentro de sus especialidades estaban la anatomía, la cirugía y la botánica médica.

El cirujano Juan Tomás Porcell (1528-¿1580?) practicando una autopsia. Porcell estudió medicina en la Universidad de Salamanca y fue uno de los grandes médicos de la época. Se dedicó a investigar la peste y fue el primero en realizar autopsias a cadáveres infectados.

De una clase a otra, de un claustro a otro, yendo y viniendo por los pasillos, estuvo el maniquí de Vangorla; y fue así hasta que la Universidad de Alcalá (la del Cardenal Cisneros) lo jubiló.

La Universidad de Alcalá pisó fuerte con su corriente humanista y su humanismo científico, que todo lo envolvió. Las nuevas traducciones basadas en los textos griegos originales, como las obras de Galeno, de Dioscórides y el Corpus Hippocraticum, fueron decisivas para la creación de la Cátedra de Anatomía y Disección en 1574.

La autopsia, como método científico de estudio, reemplazó al heroico caballero de madera con pelo color de azabache, ojos de vidrio y gran elasticidad. ¡Hasta siempre, maniquí de Vangorla!


ENLACES RELACIONADOS

La medicina en la pintura.

El primer libro impreso en América.

Hygino, el primer bibliotecario español.

La Biblia Políglota Complutense y el Renacimiento Español.

Carlos V y la música.


Compártelo con tus amigos: