EL REGADOR REGADO

Cámara-proyector Cinématographe Lumière, 1896.

El 28 de diciembre de 1895, en un pase privado y de pago, se estrenó, en París, El regador regado (L’arroseur arrousé), la primera película de ficción. El filme, que tiene el honor de encabezar la bibliografía de la historia del cine en este género, dura tan sólo un minuto, es una comedia francesa y su director, guionista y fotógrafo es Louis Lumière.

Un año después, en 1896, Auguste y Louis Lumière decidieron, debido a los aplausos ganados con otros cortometrajes suyos, compartir con el gran público El regador regado. Hicieron, entonces, una nueva versión de la cinta, manteniendo la misma locación —se rodó en el jardín de la casa de Louis Lumière—, pero cambiando al «actor» que representa el personaje del chico.

Ambas versiones fueron un acontecimiento social.

Muy probablemente, el dibujante Marcellin Auzulle (1862-1942) fue uno de los primeros en gozar del espectáculo ofrecido por aquellas imágenes en movimiento. Las muestras de asombro recogidas en el cartel que produjo para los hermanos Lumière —cartel encargado con el fin de promocionar la patente El Cinematógrafo (Le Cinématographe)— bien pudieron ser las suyas. Quizás Auzulle pensó que terminaría empapado al terminar la función.

Aquí les dejo las versiones de la película y el cartel publicitario. Observen cómo Louis Lumière encuadra la escena y cómo es capaz de desarrollar la trama en ¡un minuto! Sin tiempo aún para comprender lo que había logrado, Lumière daba al cine su primer gag.

En cuanto al cartel, ahí están los brazos abiertos y las manos alzadas mostrando sorpresa, la alegría asomando en los labios y la perplejidad adueñándose del rostro de la señora de la última butaca.

Ese trozo de papel, donde aparece la versión de El regado regado  de 1895, es un instante congelado de la historia del arte.

CARTEL DE MARCELLIN AUZULLE

PRIMERA VERSIÓN DE 1895

SEGUNDA VERSIÓN (1896)
(No he encontrado una copia silente. Pero no importa. La música agregada nos permite apreciar, por comparación con la versión de 1895, lo importante que fue para el cine la incorporación del sonido.)

ENLACES RELACIONADOS

Oscar Wilde, Alla Nazimova y Natacha Rambova. “Salomé”, película íntegra.

James Joyce: “Los muertos”. Incluye la película.

1984. Película (adaptación cinematográfica de Orson Welles).

El cartel publicitario y el cartel Art Nouveau.

 


Compártelo con tus amigos: