ESPECULACIÓN

«Y no les importaba, porque estaban ebrios y locos y enamorados de la muerte.»

¿Acaso los recuerdos no son experiencias construidas? ¿Acaso no son ideas a merced de los deseos? Todos tropezamos, cuando andamos hacia atrás, con la bruma que diluye la realidad. Todos comprobamos, en ese viaje ineludible hacia nuestro pasado, que lo que creemos que sucedió no es más que un espejismo de nuestra memoria. Los acontecimientos, con el paso del tiempo, se vuelven recuerdos y los recuerdos… ficción.

John, el protagonista de Especulación, regresa a su ciudad natal luego de una larga ausencia. John desea volver a su hogar materno, aunque no tiene claro el por qué. 

Especulación es una narración feroz con tres tramas: la del del hijo pródigo, que retorna al lugar donde creció para descubrir que sus sentimientos se sustentan en melancolías; la del boom inmobiliario de 1920, que generó una ceguera que condujo a la ruina a la sociedad norteamericana, y la de la devastación de los entornos naturales para dar paso a un modelo industrial.

Thomas Wolfe con su madre.
(En la novela él es John y su madre es Delia.)

Especulación (1934) es una novela corta y autobiográfica. Los personajes que en ella aparecen fueron muy cercanos a su autor. La madre, el hermano, los amigos y los conocidos de Thomas Wolfe, bajo otros nombres, dan vida a un argumento que pone al descubierto cómo la ambición devora a quien la padece. Especulación está ambientada en los meses previos a la Gran Depresión.

El egoísmo, la codicia, la soberbia, la impudicia, el derroche, la violencia, la destrucción, la masificación, la ruina, la obsesión, las falsas promesas, la ansiedad… Las miserias morales crecen, como hiedras, por las paredes de ladrillos y se expanden por las avenidas de hormigón de las nuevas urbanizaciones de esta novela.

¡Cómo puede un texto tan breve tener tanto brío! La narración se contagia de la misma velocidad con la que los habitantes del pueblo compran casas para revenderlas por mucho más de lo que pagaron por ellas. Las páginas te van introduciendo con agilidad en el torbellino que anuló el raciocinio de una sociedad empecinada en su autodestrucción —comprar y vender, sin tener dinero físico con qué afrontar las hipotecas, es perder la libertad. ¿No crees?

Imagen de Google.

Bajo la imagen falsa del mundo de la abundancia, y mirando hacia su interior en esa vuelta al regazo materno, Thomas Wolfe construye una historia sobre la incertidumbre.

La vida es un tren que nos lleva de estación en estación hasta el final de nuestros días. No depende solamente de nosotros lo que hallaremos en cada apeadero, por eso es tan importante pensar el primer paso con el que iniciamos el éxodo. La vida es un juego de ajedrez: ¡cuidado con ese peón, con ese caballo, con esa pieza que ocupará la primera casilla del tablero!

Especulación está traducida por Juan Sebastián Cárdenas y se encuentra dentro del catálogo de la editorial Periférica.

ENLACES RELACIONADOS

El viejo Rivers (Thomas Wolfe). Novela.

Berlín secreto (Franz Hessel).

El oasis (Mary McCarthy).

Cuentos del Lejano Oeste (Bret Harte).

Kathleen (Christopher Morley).

La noche a través del espejo (Fredric Brown).

El chico de la trompeta (Dorothy Baker).

Reina Lucía (E. F. Benson).

Lo que dijo Harriet (Beryl Bainbridge)… Y que sean tres.

El oasis (Mary McCarthy).

Cuentos del Lejano Oeste (Bret Harte).

 


Compártelo con tus amigos: