“La inteligencia, niños míos, se alimenta del conocimiento y de la imaginación.”
Gabriela

IMAGINACIÓN

Imagina una avecilla endulzada
por el néctar de una flor.

Imagina las nubes ligeras,
de tú a tú, jugando con la bóveda azul.

Imagina que llueven
sobre el verde prado
brillantes plumas
de pichón.

Imagina que el mundo
es un sueño,
donde todo es posible,
donde el hombre construye
no para el dolor,
no con malla
de trinchera,
sino desnudo
y sin temer al sol.

Imagina y serás un
almendro en flor.

ENLACES RELACIONADOS

La ranita coronada.

Adivinanza para pequeños lectores. ¿Qué árbol describo hoy?

El oso Tontín soñaba.

Adivina pequeño adivinador.

 

 


Compártelo con tus amigos: