EDVARD MUNCH

«Hay que pintar gente que respire, sienta, sufra o ame.»

Autorretrato entre el reloj y la cama, óleo sobre lienzo, 1940-1942.

Voy a intentar acercar la exposición Arquetipos, que se exhibe en el Museo Thyssen-Bonermisza, a tu casa. Ochenta obras componen la muestra que se encuentra distribuida en diez salas y que recoge los siguientes temas: Melancolía; Enfermedad y Muerte; Pánico; Mujer; Melodrama; Amor; Nocturnos; Vitalismo y Desnudos.

En la obra de Edvard Munch se repiten una y otra vez las mismas preguntas: ¿En qué consiste el amor? ¿Nos hace vivir un cuento de hadas y príncipes, o es, acaso, una pesadilla? ¿Es capaz el amor de producir placer o es, por el contrario, una tortura que genera dolor y ataduras?

¿Y la vida? ¿Es alegría? ¿Acaso el nacer no lleva implícito la destrucción de la carne? ¿Y la muerte? ¿Es la muerte el final de todo o el comienzo de algo desconocido por todos? Estas son las interrogantes que encuentras en la obra de Munch. Pero no esperes de él respuestas. El artista sólo plantea las preguntas y el amplio abanico de emociones que generan, en el hombre, estas cuestiones cuyo caldo de cultivo está en la mente. Utiliza para ello las técnicas tradicionales de la pintura, e incorpora el grabado. Él es un minero que hurga en los estados psicológicos del hombre pintando, una y otra vez, sobre los mismos temas, experimentando con su insistencia, buscando resultados que afirmen sus teorías sobre la psicología humana.

Es importante en su obra el tratamiento que da a la naturaleza. El paisaje no es un decorado sin más; el paisaje en la pintura de Munch cumple con la función de acentuar las emociones de sus personajes: la soledad, el desengaño, el rechazo, la seducción, el abatimiento, el miedo, el terror, el agobio, la confusión, el desamparo. Todas las emociones humanas están relacionadas con el entorno y con la naturaleza.

Edvard Munch (1863-1944), nació en Noruega. Vivió las dos grandes guerras del siglo XX. Ochenta y dos obras suyas fueron confiscadas por los nazis en el año 1937 cuando fueron expuestas en una exposición que llevó por título Arte degenerado. Pero los logros políticos y sociales de la mujer de principios del siglo XX son los que más han marcado su pintura, que se mueve entre el Simbolismo y el Expresionismo. No sólo pintó, también escribió e hizo decorados para obras teatrales, como los diseños escenográficos que creó para varias de las obras de Henrik Ibsen, amigo suyo -el pintor y el dramaturgo compartieron el mismo interés por la psicología femenina.

Munch es el artista que pintó las emociones del hombre ante el amor y la muerte. Es el pintor que, utilizando las texturas, la simbología del color, las formas planas y el grabado, dejó al desnudo el alma humana. Munch representó los sentimientos y las causas que lo provocan (según su visión del mundo); pero a ti, como espectador, te toca encontrar las respuestas a sus interrogantes visuales. Parece un juego, pero no lo es.

Es el grito del hombre El grito de Munch: «De repente el cielo se volvió rojo sangre y sentí algo como el toque de la melancolía…» «Sentí como si un gran grito infinito atravesara la naturaleza.»

Si visitas la exposición ten cuidado no sea que Munch «te esté observando», pues él siempre te tuvo en cuenta. Y no pierdas de vista su estrecha relación con el teatro, pues su pasión por el drama está presente en toda su pintura.

De Arquetipos he seleccionado algunas obras para crear la pequeña galería que te dejo a continuación. Dejo tres cuadros por sala. Y, ahora, entremos.

MELANCOLÍA

«Estaba solo, las olas se deslizaban monótonamente hacia él, rumores y rumores en las piedras.»

1. Atardecer. Melancolía, 1891, óleo, lápiz, pastel sobre lienzo.
2. Madre e hija, 1897, xilografía a color, óleo sobre lienzo.
3. Atardecer de verano, 1888, óleo sobre lienzo.

Nota: En esta serie puede apreciarse cómo el paisaje acentúa los estados de ensimismamiento, soledad y desdicha de los personajes. Y se aprecian las líneas ondulantes y coloridas tan características de su pintura.

atardecer munchdos mujeres munchatardecer de verano

 

 

 

 

ENFERMEDAD Y MUERTE

«Al contrario, cuando pinto la enfermedad y la desgracia supone un sano desahogo. Es una reacción saludable de la que se puede aprender y según la cual se puede vivir.»

1. Niña enferma, 1896, pintura seca sobre plancha.
2. Muerte en la habitación de la niña enferma, 1895, lápiz litográfico y tinta china sobre papel.
3. Agonía, 1895, óleo sobre lienzo.

Nota: En esta serie utilizó gruesos empastes de pintura para simbolizar la descomposición de los cuerpos y el miedo a la muerte. En las litografías se aprecian arañazos y rasgaduras que son como cicatrices.
Hay que señalar que Munch tuvo una relación muy cercana con la enfermedad, pues varios familiares padecieron tuberculosis. Su hermana, en la que se inspira para su obra La niña enferma, murió con sólo quince años por culpa de ese mal.

niña enferma munchmuerte en la habitacion munchagonia munch

 

 

 

 

PÁNICO

«Veo a todas las personas detrás de sus máscaras, tranquilos, pálidos cadáveres que corren inquietos por un sinuoso camino cuyo final es la tumba.»

1. Ansiedad, 1896, lápiz litográfico, estampación en negro y rojo sobre papel.
2. El grito, 1895, lápiz litográfico y tinta china.
3. Pánico en Oslo, 1917, xilografía con gubia.

Nota: La angustia, la ansiedad, la incertidumbre, el miedo que provocan las grandes aglomeraciones de gentes son los asuntos de esta serie de pinturas realizadas durante el cambio de siglo, cuando comienza a manifestarse la cultura de masas. Los famélicos transeúntes, de rasgos poco definidos, van sin rumbo por las ciudades.

pánico en oslo munchel gripto munchansiedad munch

 

 

 

 

MUJER

«Viví una época de transición, en pleno proceso de emancipación de las mujeres… Entonces era la mujer quien tentaba y seducía al hombre, y luego lo traicionaba. La época de Carmen. En la época de transición, el hombre se convierte en el sexo débil.»

1. Mujer pelirroja con ojos verdes. El pecado, 1902, lápiz litográfico y estampación a cuatro colores.
2. Cenizas, 1925, óleo sobre lienzo.
3. Mujer, 1925, óleo sobre lienzo.

Nota: Munch convirtió a la mujer en el epicentro de su obra. En Mujer retrata tres prototipos: la inocente y frágil (vestida de blanco), la fatal y apasionada (desnuda) y la madura (vestida de negro). A la derecha del cuadro se encuentra el hombre sometido, que está pintado con colores oscuros y borrosos. Este cuadro es un buen ejemplo de cómo Munch utilizó la naturaleza para reforzar sus intensiones: cambia el color del paisaje detrás de cada mujer, acentuando así los diferentes estados de ánimo. Mujer es un cuadro muy interesante y vale la pena detenerse en él.

pecado munchcenizas munchmujer 1 munch

 

 

 

 

MELODRAMA

«Una mirada misteriosa la del celoso. En esos dos ojos punzantes se concentran muchos reflejos como el cristal. La mirada es exploratoria, interesada, llena de odio y de amor.»

1. Celos, 1907, óleo sobre lienzo.
2. Consolación,1907, óleo sobre lienzo.
3. Sorpresa, 1907, óleo sobre lienzo.

Nota: La serie está dedicada a temas como la prostitución, los celos y el desengaño. Son cuadros con una composición muy teatral, gracias a una paleta subordinada a la tensión de las escenas. Celos recrea el triángulo amoroso entre el pintor, su amigo Przybyszewski y la escritora Dagny Juel.

celos munchconsolación munchsorpresa munch

 

 

 

 

AMOR

«El amor puede convertirse en odio, la compasión en crueldad.»

1. Beso en la orilla junto a la luz de la luna, 1914, óleo sobre lienzo.
2. El beso IV, 1902, xilografía con gubia y segueta. Estampación en negro y gris.
3. Beso en la orilla junto a la luz de la luna, 1924-1925, óleo sobre lienzo.

Nota: Son muchas las versiones que hizo Munch sobre este tema. En sus cuadros los cuerpos se funden pero no tienen rostro. Los cabellos de ellas envuelven al hombre hasta el agobio. Ellos, presentados con los hombros caídos y la cabeza baja, aceptan la situación. En La mujer vampiro en el bosque ¿ella besa o muerde?. El abrazo parece tierno y amoroso, pero, ¿ y ese pelo pelirrojo que, como llama cae sobre él? ¿Es el amor ternura o dictadura? ¿Es ese bosque una metáfora del paraíso?

beso en la orilla munchel beso iv munchmujer vampiro munch

 

 

 

 

NOCTURNOS

«Las largas horas nocturnas, con sus infinitos pensamientos siniestros, hasta que al fin, al fin, llegó la mañana, pero después otra vez el largo día, y otra vez la noche si sueño.»

1. Noche de invierno, 1900, óleo sobre lienzo.
2. La tormenta, 1893, óleo sobre lienzo.
3. Noche estrellada, 1922-1924, óleo sobre lienzo.

Nota: La noche como escenario para la representación de las emociones. Munch simplifica las formas y en sus obras los colores se vuelven borrosos para hacer surgir, de entre la oscuridad, la confusión, la inquietud, el desamparo. En La tormenta, vemos cómo los personajes se tapan los oídos ¿Tienen miedo, sienten angustia por el fuerte viento que sopla y zarandea al viejo árbol que se encuentra frente a la confortable casa a la que nadie llega?

noche de inviernola tormenta munchnoche estrellada munch

 

 

 

 

VITALISMO

«De mi putrefacto cadáver brotarán flores, y yo estaré en ellas, la eternidad.»

1. Mujeres en el puente, 1934-1940, óleo sobre lienzo.
2. Bajo el castaño, 1937, óleo sobre lienzo.
3. Gansos en el huerto, 1911, óleo sobre lienzo.

Nota: En esta serie se aprecia una nueva etapa en la obra de Munch. El artista ha regresado a Noruega después de haber pasado unos años entre Alemania y Francia, países donde ha tenido contacto con otros pintores, como Matisse, que influyen en su visión cromática. Son cuadros más luminosos, con una pincelada más suelta y los personajes respiran aire puro en espacios abiertos. Pero, no hay que engañarse, sólo cambia el estilo, los temas continúan siendo los mismos.

mujeres en el puente munch 1bajo el castaño munchgansos en el huerto munch

 

 

 

 

DESNUDOS

«En mi arte he intentado explicarme la vida y su sentido, también he aprendido a ayudar a los demás a entender su propia vida.»

1. Desnudo de pie sobre fondo azul, 1925-1930, óleo sobre lienzo.
2. Desnudo femenino llorando, 191e-1914, óleo sobre lienzo.
3. El artista y su modelo, 1919-1921, óleo sobre lienzo.

Nota: Munch dedicó toda su producción artística a la interpretación y plasmación de los estados psicológicos del hombre. Por eso, la figura humana fue tan importante para él. Utilizó modelos, pero también pintó mujeres que pasaron por su vida. En El artista y su modelo ninguno de los dos está desnudo; sin embargo, el contraste entre la vestimenta de él y la de ella (en camisón), más la estancia revuelta, sugiere «que hubo lío».

desnudo de pie fondo azul munchdesnudo femenino munchel artista y modelo munch

 

 

 

 

«No se pinta copiando la naturaleza.
Se toma de ella
o se sirve uno de
su rica fuente.»
Edvard Munch

ENLACES RELACIONADOS

Como en un cuadro. Las mujeres de Henrik Ibsen y un lienzo de Edvard Munch.

Los fauves visitan Madrid.

August Strindberg. Poemas, pinturas y una puesta en escena: El padre.

Freud en las vanguardias artísticas: “El pensamiento estético en la obra de Freud”.

Max Beckmann. Mi pintura. Texto íntegro.

Encontraste un alma (Edith Södergran).

Ibsen. “Un enemigo del pueblo”. Incluye la película.

Solo (August Strindberg).


Compártelo con tus amigos: