LINTERNA MÁGICA

Linterna mágica es un cuento que encierra dos sorpresas para los niños: una, no tiene texto; dos, los colores de las ilustraciones poco tienen que ver con los habituales de los libros infantiles.

Lizi Boyd nos presenta, haciendo uso de las imágenes, una historia silente, pero no por eso una historia aburrida; pues el juego consiste en ir descubriendo en este cuento lleno de encanto, donde el protagonista se vale de una linterna, la flora y la fauna de un bosque sumergido en la noche.

Acompañando al muchacho del cuento, el pequeño lector descubre sentimientos como el asombro. Y va más allá en su exploración al comprender que la curiosidad es un buen antídoto contra el miedo.

En la oscuridad de la noche, sobre fondos negros y contornos plateados, el halo luminoso de la linterna alumbra búhos, zorros, ciervos, erizos, pájaros, plantas… En realidad, se trata de una revelación doble y de dobles emociones; pues el conocimiento tiene camino de ida y vuelta: en la medida en la que el chico descubre es descubierto por los animales que habitan en el bosque, hecho este de vital importancia para el desenlace de La linterna mágica.

La Linterna mágica es un cuento visual y didáctico que ayuda a los niños a entender que para aprender es necesario desarrollar el poder de la observación, y que la curiosidad descubre horizontes nuevos, pero que hay que ser precavidos porque la osadía implica riesgos.

También es un álbum que enseña a leer las imágenes, a coordinar las figuras y los fondos que componen las ilustraciones, a comprender el sentido del color, a descubrir los efectos del reflejo de la luz; en definitiva, a interpretar arte.

Linterna mágica está recomendado para niños a partir de tres años, tiene las tapas duras y está publicado en la editorial Libros del Zorro Rojo.

ENLACES RELACIONADOS

El cumpleaños de Caramelo (María Gabriela Díaz Gronlier).

Los niños, los cuentos infantiles y el coronavirus.

Azabache y el hueso de jamón. Historieta de enredos.

Papito y Estrellita (María Gabriela Díaz Gronlier-Manuel Uhía).

Compota de manzana para el mal de amores.


Compártelo con tus amigos: