miércoles , 25 abril 2018
Download http://bigtheme.net/joomla Free Templates Joomla! 3
Inicio / Había una vez ... / Papito y Estrellita (María Gabriela Díaz Gronlier – Manuel Uhía).
"A los conmovidos y agradecidos viajeros, entonces, se les ocurre una buena idea, tan buena que hace felices a todos".

Papito y Estrellita (María Gabriela Díaz Gronlier – Manuel Uhía).

“Papito y Estrellita tiraron de la cuerda de la campana. Tilín, tilín, tilín -se escuchó en el bosque”.

Papito y Estrellita está publicado por Verbum y es un cuento recomendado para niños a partir de cuatro años. Puedes conseguirlo a través de Amazon, la Casa del Libro o de la web de la editorial, como todos los libros reseñados en este blog.

Quiero dar las gracias al ilustrador Manuel Uhía, quien supo dar vida a los protagonistas de una historia que pretende enseñar a los niños valores como la solidaridad y la reciprocidad.

Aquí les dejo la reseña del libro con algunas de las doce acuarelas que ilustran la narración.

RESEÑA ESCRITA POR MANUEL DÍAZ MARTÍNEZ PARA PAPITO Y ESTRELLITA

Un perrito y una perrita, hermanos y muy aventureros, hacen un fatigoso viaje a través de un inmenso bosque, movidos por la ilusión de adquirir uno de los objetos fantásticos que fabrica un búho que es sabio y mago. Pero, en una de las pocas casas que hay en aquel bosque -en la cual, como estaban fatigados, les permiten descansar, y, como estaban hambrientos, les dan de comer-, alguien, muy débil y enfermo, necesita ayuda. A los conmovidos y agradecidos viajeros, entonces, se les ocurre una buena idea, tan buena que hace felices a todos.

PIZQUITAS DEL CUENTO

La puerta roja de la casa de Cachivache estaba abierta y de las ramas del árbol colgaban objetos de todo tipo: espejos para verse doble, guantes que hacían desaparecer las manos, zapatos que te hacían volar por encima del río, peines que cambiaban el color del pelo, caramelos que, al chuparlos, convertían los ojos en estrellas, palitos de regaliz que trocaban las orejas en alas de avioneta…

-¡Ah!, si es por eso, no te preocupes: por aquí no hay lobos.


No tuvieron suerte: Comanche, el caballo percherón que ayudaba a sus amos en las labores del campo, estaba durmiendo la siesta.

-¿Qué le pasa a tu cría? ¿Por qué llora? -preguntó, preocupada Estrellita.

Yo tengo un bizcocho riquísimo, suban y les preparo un chocolate caliente -dijo el búho mientras echaba polvos mágicos sobre las cabezas de los dos hermanos, que inmediatamente se elevaron por los aires, como si tuvieran alas, hasta llegar a la casa del búho mago.

Los dos hermanos juntaron sus ojos, que suman cuatro, para leer…

Papito y Estrellita está dedicado a mis perros Azabache La Bella y Manchita El Tierno.




Compártelo con tus amigos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.