POMELO DESCUBRE

«Dejando que sus pasos hagan camino
y que el camino guíe sus pasos.»

El protagonista de Pomelo descubre es un elefante rosa de cuerpo pequeñito, trompa muy larga y ojos redondos y soñadores. Es un elefantito que ya tiene acaparada, con su extensa colección, una parte de la sección infantil de la editorial Kókinos.

Pomelo, que así se llama el paquidermo, inicia una nueva andanza con su amiga Estrella, una aventura llena de revelaciones que lo hará comprender el mundo en el que se mueve y lo hará sentir fuertes emociones.

Pomelo, por experiencias anteriores narradas en otros títulos, ya sabe que hay días que se deslizan suavemente y que hay otros que son más áridos; de modo que se enfrenta a esta nueva historieta con lecciones aprendidas.

El pequeño lector descubrirá, con la ayuda del paquidermo rosa, que los sentimientos dependen de uno mismo, que es necesario tomar distancia cuando algo nos afecta —la distancia ayuda a razonar— y que hay que fijarse en lo que nos rodea porque nos ayudará a interpretar la realidad.

Pomelo descubre que la naturaleza es un vergel de plantas diferentes, que el terreno que pisa tiene texturas distintas —arena, tierra, piedras…— y que existe una alianza indisoluble entre el tiempo y los ciclos de la naturaleza. 

Con la aventura que inicia, el elefantito aprenderá que el no abarcar el universo no lo hace más pequeño, pues cada ser tiene sus propios dones. Y aprenderá a apreciar las buenas compañías. Pomelo descubrirá que se sufre cuando las personas que uno quiere no están cerca y descubrirá que los conocimientos adquiridos sirven para interpretar otros nuevos. Pomelo tendrá conciencia del concepto de la relatividad.

En definitiva, Pomelo descubre es una moraleja sobre el complejo proceso de conocerse a uno mismo. Es una lección, de texto breve y mucho color, que evidencia cómo la vida es un continuo discurrir por caminos sorprendentes que exigen atención y constancia. 

Pomelo descubre tiene las tapas duras, formato grande y unas ilustraciones muy vivas y entrañables. El álbum está recomendado para niños a partir de tres años.

ENLACES RELACIONADOS

Azúcar y Alambrito (María Gabriela Díaz Gronlier-Javi de la Fuente Montenegro).

Marcos, Lucía y el gigante mago (María Gabriela Díaz Gronlier-Javi de la Fuente Montenegro).

¿Para qué sirve la lluvia? (María Gabriela Díaz Gronlier).

Las ideas de Golondrina y la escritura cuneiforme.

Las dos hermanas. Adivina pequeño adivinador.

Los niños, los cuentos infantiles y el coronavirus.

Los cuentos de mi infancia.

El oso Tontín soñaba.

El cumpleaños de Caramelo (María Gabriela Díaz Gronlier).

Papito y Estrellita (María Gabriela Díaz Gronlier-Manuel Uhía).

Una niña me entrevista (Daniella).

Sobre un rayo de luz. Una historia de Albert Einstein (Jennifer Berne – Vladimir Radunsky).


Compártelo con tus amigos: