REFLEXIÓN ANTE EL ACUEDUCTO DE SEGOVIA

Fotografía, María Gabriela Díaz Gronlier, 2019.

 

El tiempo envía su ejército de sombras contra la humanidad. El tiempo se siente invencible y no acepta que el hombre sea su héroe.

Pero el hombre, ese ser insatisfecho y mortal vestido con las lanas que sus abuelas les tejen, vence los cúmulos que sobre él se ciernen —la conciencia es su espada.

La historia, hija de hombres, nos convierte en héroes.


ENLACES RELACIONADOS

Un sueño me mece…

El caballito de mar.

Espiral.

Las fieras.

Composición floral.

Una Caperucita más.

La pensión de Antonio Machado en Segovia.

Clavel.


Compártelo con tus amigos: