“Apágame los ojos y te seguiré viendo”.
(“El Libro de Horas”, Rilke).

Un callejón entre abedules, Igor Grabar, 1904.

ADVIENTO

Empuja el viento rebaños de copos
por el bosque invernal como un pastor,
y más de un abeto siente que pronto
se hallará nimbado de luz y amor;
y escucha un rumor distante. Resuelto
tiende sus ramas por senderos blancos,
y hace frente al viento y crece soñando
una noche de gloria y majestad.

rilke-firma

 


Compártelo con tus amigos: