SEIS RATONES CIEGOS Y UN ELEFANTE

«¡Un elefante es exactamente como una cuerda!»

En un granero, un día caluroso de verano, aparece dormitando un elefante. A los hocicos de los ratoncitos ciegos, que allí tienen su madriguera, llega un nuevo olor y a sus oídos un nombre que nunca habían escuchado.

«Hay que investigar», se dicen unos a otros mientras acuden presurosos al hórreo. Una vez allí, trepan y se pasean por el cuerpo del enorme animal. Según las experiencias de cada uno de los ratones ciegos, así será la respuesta que darán sobre qué es un elefante. Todos tienen algo de razón cuando dicen que se parece a un abanico, a una lanza, a una pared, a una cuerda…, pues cada roedor hace su pesquisa sobre una parte concreta del paquidermo: uno hurga en una oreja, otro en un colmillo, otro en la cola, otro en…

El cuento Seis ratones ciegos y un elefante está inspirado en una fábula original de la India. Sin embargo, en este relato, y a diferencia de la fábula en la que ningún personaje se pone de acuerdo, la autora decide que los protagonistas encuentren una respuesta clara: todos aprenden qué es un elefante.

Porque la imaginación vuela, porque la perspectiva que tenemos de las cosas depende de nuestra experiencia, porque cada uno de nosotros tiene una idea desigual sobre un mismo asunto, los seis ratoncitos ciegos sienten al enorme compañero de una manera diferente.

Seis ratones ciegos y un elefante es un cuento imaginativo que, a través de una historia sencilla, revela grandes enseñanzas. La primera, que el conocimiento también se alimenta de la experiencia, y esta de la observación. La segunda, que todos tenemos una manera diferente de analizar las cosas. La tercera, que esa cosa, asunto o vida que estudiamos tiene características que la hacen únicas. La cuarta, que, a pesar de la disparidad de opiniones sobre una misma materia, siempre se puede llegar a un acuerdo si se tienen en cuenta las condiciones propias de lo analizado y se guarda una actitud receptiva.

Seis ratones ciegos y un elefante está publicado en la editorial Picarona. El libro tiene las tapas duras, muy buena letra y está recomendado para niños a partir de cuatro años.

ENLACES RELACIONADOS

El Pájaro Carpintero y los ratoncitos Miguel, Manuel y José.

El cumpleaños de Caramelo (María Gabriela Díaz Gronlier).

Tic, Tac y los derechos y deberes de los niños.

Imaginación. Un poema para un pequeño lector.

El cuento de los dos ratones (Ruth Brown).

Grisela (Anke de Vries – Willemien Min).

Feliz Feroz (El Hematocrítico – Alberto Vázquez).

Yo voy conmigo (Raquel Díaz Reguera).


Compártelo con tus amigos: