Tras el brillo de los metales de sus jarras y jarrones, como si de un visillo se tratara, discreta, pero atenta a tu visita, disimulada, se encuentra Clara Peeters, pintora de bodegones donde la mesa, la cetrería y los pescados se imponen.

leer más