«Ligera como la pluma de su sombrero, la mujer se balancea entre voces y gritos de histeria callejera.»

leer más