Es la forma de exponer el tema la que convierte la poesía modernista en una historia protagonizada por un príncipe inalcanzable, que podríamos llamar Darío, y una serpiente alzada, que podríamos llamar Storni.

leer más