«… ya que ofrecía placer debía recibirlo en la misma proporción».

leer más