TRATO SELLADO

Sin título, grabado, Lady Diana Beauclerk.

 

—¿Cuánto me cobras por expandir un rumor? —susurró la noche en el oído de un reyezuelo, mientras este se dirigía a la joven… con una sonrisa en los labios y una rosa roja en las manos.

—Nada, si el rumor atraviesa el corazón de la tórtola —contestó Énebo, disfrazado de amor.

Y el trato quedó sellado.

firma gabriela6

ENLACES RELACIONADOS

La venganza de las náyades.

La amante de los cuadros.

Una Caperucita más.

La bailarina.

Eternidad.


Compártelo con tus amigos: