El beso depositado con tanto amor sobre la almohada vuela como si tuviera alas de mariposa. Se posa aquí y allá y por donde quiera que pasa va regalando color y alegría.

¡Cuánta magia tiene este libro! Se editó por vez primera en el año 2011 y desde entonces nunca faltó en el apartado infantil de mi antigua librería. Me quedé con un ejemplar y ahora compruebo que el beso del cuento ha volado lejos, muy lejos, porque Un beso antes de desayunar va por la tercera edición.

Violeta, la niña de esta historia, tiene los ojitos inundados de amor y los cachetes adornados con los besos que cada mañana encuentra en su cama. Pero un día el beso encuentra un resquicio en la ventana y decide volar.

Un beso antes de desayunar está publicado por la editorial Lóguez, tiene las tapas duras, formato cómodo y letra negra, redonda y clarita. Está recomendado para niños a partir de cuatro años, aunque no hay edad para este cuento. ¿Quién no desea despertar y encontrarse con un beso que huele a hogar?


Compártelo con tus amigos: