UN BESO ANTES DE DESAYUNAR

¿Quién no conoce el poder de los besos para trocar carbón en oro?

El beso vuela como si tuviera alas de mariposa. Se posa aquí y allá y por donde quiera que pasa va regalando alegrías.

¡Cuánta magia hay en Un beso antes de desayunar! El álbum, que se editó por vez primera en el año 2011,  encuentra siempre un espacio en el apartado infantil de las librerías, pues es tan bonito que los niños no se cansan de quererlo.

Violeta, la protagonista de la historia, tiene los ojitos inundados de amor y los cachetes adornados con los besos que, cada mañana, encuentra en su cama. Pero un día el beso de su mamá encuentra un resquicio en la ventana y… ¡decide volar!

Un beso antes de desayunar está publicado por la editorial Lóguez y tiene unas ilustraciones tiernas, expresivas y coloridas. Las tapas del libro son duras, el formato es cómodo y la letra negra, redonda y clarita.

Un beso antes de desayunar está recomendado para niños de entre tres y seis años, aunque no hay edad para este cuento. ¿Quién no desea despertar y encontrarse con un beso que huele a hogar? ¿Quién no desea leer un libro que despierta su inteligencia emocional?

ENLACES RELACIONADOS

Imaginación. Un poema para un pequeño lector.

El sueño de Olaya (María Gabriela Díaz Gronlier).

Azúcar y Alambrito (María Gabriela Díaz Gronlier-Javi de la Fuente Montenegro).

La abuela. Cuento infantil.

Juana de Ibarbourou se acerca a los niños.

La señorita Susi (Miriam Young).

Las dos hermanas. Adivina pequeño adivinador.

Era un niño que soñaba (Antonio Machado). Poema.

El cocodrilo al que no le gustaba el agua.

El momento perfecto (Susanna Isern y Marco Somá).

En este cuento no hay ningún dragón (Lou Carter).

Nicolasa, ¿y tu casa? (Mar Benegas y Mariana R. Johnson).


Compártelo con tus amigos: