“En  el principio moraba / El Verbo y en Dios vivía…”
Romance 1 (San Juan de la Cruz).


Del Romance sobre el evangelio “In principio erat Verbum”, acerca de la Santísima Trinidad, que San Juan de la Cruz dedicó a la liturgia navideña y pascual, son las dos composiciones que dejo a continuación. Siendo nueve las partes que conforman el poemario escrito en la cárcel, he seleccionado las que creo que tienen una vinculación más directa con el nacimiento del Niño: De la Creación (el abrazo del Esposo a la esposa) y Del nacimiento (el Verbo de Dios hecho hombre).

Las miniaturas que acompañan estos versos pertenecen al Libro de Horas de Juana I de Castilla.


DE LA CREACIÓN 3º

-Una esposa que te ame,
mi Hijo darte quería,
que por tu valor merezca
tener nuestra compañía
y comer pan a una mesa
de el mismo que yo comía,
por que conozca los bienes
que en tal Hijo yo tenía
y se congracie conmigo
de tu gracia y lozanía.
-Mucho lo agradezco, Padre
-el hijo le respondía-.
A la esposa que me dieres
yo mi claridad daría
para que por ella vea
cuánto mi Padre valía
y cómo el ser que poseo
de su ser le recibía.
Reclinarla he yo en mi brazo,
y en tu amor se abrasaría,
y con eterno deleite
tu bondad sublimaría.

DEL NACIMIENTO 9ª

Ya que era llegado el tiempo
en que de nacer había,
así como desposado
de su tálamo salía
abrazado con su esposa,
que en sus brazos la traía;
al cual la graciosa Madre
en un pesebre ponía
entre unos animales
que a la sazón allí había.
Los hombres decían cantares,
los ángeles melodía,
festejando el desposorio
que entre tales dos había.
Pero Dios en el pesebre
allí lloraba y gemía;
que eran joyas que la esposa
al desposorio traía.
Y la Madre estaba en pasmo
(de que él) tal trueque veía:
el llanto de el hombre en Dios,
y en el hombre la alegría;
lo cual de el uno y del otro
tan ajeno ser solía. -Finis.

san-juan-firma


Compártelo con tus amigos: